Malposiciones palpebrales

Las malposiciones palpebrales son posiciones anómalas que adoptan los párpados y que se originan con bastante frecuencia en la población. Estas alteraciones pueden conllevar problemas visuales y oculares que podrían llegar a ser graves, además de ocasionar un aspecto antiestético.

Información sobre la intervención quirúrgica:

  • Anestesia: Local y sedación.
  • Tiempo: 30 min. – 2 h.
  • Cirugía ambulatoria, no precisa ingreso.
  • Recuperación laboral: 7-10 días.

Ectropión:

El Ectropión ocurre cuando el párpado se evierte hacia afuera, dejando de estar en contacto con el ojo, de forma que la conjuntiva, que es la parte interna de los párpados, se seca y se irrita, produciendo ojo rojo, lagrimeo y molestias continuas.

Existen tres formas o causas de ectropión:

  • Involutivo: es la forma más frecuente. Con la edad, los tejidos palpebrales van perdiendo su tono y se produce una laxitud excesiva de dichos tejidos, acentuado en muchas ocasiones, por el continuo frotamiento que los pacientes realizan sobre sus párpados para aliviar el lagrimeo.
  • Cicatricial: debido a cicatrices en la piel del párpado o por efecto del daño solar.
  • Paralítico: en casos de parálisis faciales por la falta de inervación.

El tratamiento del ectropión es siempre quirúrgico y generalmente con un tensado del párpado (cantoplastia o tira tarsal lateral) suele ser suficiente, como ocurre en los casos involutivos. Existen otros tipos, como el cicatricial o el paralítico, que precisan  técnicas quirúrgicas más complejas, como la utilización de injertos de piel o de cartílago o incluso lifting mediofaciales para conseguir buenos resultados.

Intervención quirúrgica de ectropión realizada por la Dra. Salomé Abenza

“La edad es la principal causa del ectropión y solo puede ser tratado por cirujanos oftalmólogos".

Entropión

Se trata de una anomalía en la posición de los párpados, en la que el margen palpebral, ya sea superior o inferior, se invierte hacia adentro, rozando las pestañas continuamente el ojo, con el riesgo de formación de úlceras en la córnea, infección y pérdida de visión.

  • Se debe, generalmente a una laxitud en los párpados (entropión senil), que pierden su tensión normal y donde el músculo orbicular de los párpados, empuja el borde de las pestañas hacia adentro generando la inversión, que se manifiesta sobre todo al cerrar los párpados con fuerza o por la noche, pudiendo despertar el dolor intenso a la persona mientras duerme.
  • En casos menos frecuentes, puede producirse como consecuencia de cicatrices en la conjuntiva debido a procesos inflamatorios crónicos o infecciones, que generan una tracción hacia adentro y producen un entropión cicatricial.
  • Los entropión espásticos ocurren cuando, por una alteración crónica en la córnea, se produce un parpadeo continuo que puede desencadenarlo en pacientes predispuestos. Éste es el único tipo de entropión que puede tratarse mediante el control del proceso ocular y toxina botulínica palpebral.

El tratamiento del entropión es generalmente con cirugía. Depende del tipo de entropión, precisa únicamente tensando de los párpados para dar estabilidad y que no se rote hacia adentro, o en los casos producidos por cicatrices, habrá que recurrir a técnicas más complejas y la utilización de injertos de mucosa de la boca.

Retracción palpebral

Reproducir vídeo
Salomé Abenza - Oftalmóloga especializada en cirugía de párpados

¿Quieres encontrar la mejor solución a tu problema de párpados o rejuvenecer tu mirada?

Contáctame para estudiar tu caso y te ayudaré a resolverlo con las máximas garantías y técnicas más avanzadas.